miércoles, 5 de noviembre de 2008

CHISTE QUE ESTA HACIENDO CIRCULAR LA FAMILIA TAITZ

PorteñO
Un porteño, en el aeropuerto de Seattle, esperando la llegada de un vuelo de Aerolíneas, ve pasar a Bill Gates.
Duda en acercársele y hablarle. Lo piensa y toma valor :

-Mister Gates, ¡qué sorpresa y qué honor encontrarlo aquí. ! Me llamo Jorge y soy de Buenos Aires , Argentina ... Y se manda: Quisiera pedirle un pequeño favor... en unos minutos tengo una reunión de negocios en esa salita, importantísima para mi. ¿Le molestaría saludarme al pasar? Usted entiende como son estas cosas...?

Gates, sonriendo, le responde que lo hará con mucho gusto.
Quince minutos más tarde, el porteño , ya reunido con sus clientes de Buenos Aires, a través de las paredes-vidrieras de la sala, ve venir a Gates, quien llega, abre la puerta, se asoma y dice: ?

- Hello Jorge, coumo estás?

Y el porteño le responde:

- Che, Bill, no seas boludo. ¿No ves que estoy en una reunión ?

1 comentario:

Gago dijo...

Jaja!, me hizo acordar a la película Gatica el mono, cuando Gatica entra a un restaurant y uno de los clientes, rodeado de amigos, se levanta y, mostrándose emocionado al verlo, intenta saludarlo: "¿Monito, no te acordás de mí?" y el Mono le responde: "Mirá, la verdad que no, es que me he cogido a tantos boludos como vos que ya perdí la memoria. ¡Y Monito las pelotas!" jaja! y lo más lindo fue que el cliente se enculó y lo quería matar a Gatica, que de gran ídolo en un segundo pasó a ser el tipo más despreciable. Creo que es una muestra de cómo el cholulo argento al pedir una foto o un autógrafo no busca amar o reverenciar al ídolo sino saciar su muy egoísta ego (valga la "reburrancia").